Supermarkets experiment with vegetarian foodservice

289776

When Mariano’s opened its 23rd retail location this summer, the Chicagoland retailer introduced customers to a new foodservice concept that featured some traditional favorites. There were three kinds of burgers, pasta with marina sauce, and pizza. There were soups, salads and a generous dessert menu. The chocolate chip cookies, one visiting blogger noted, were delicious.

Yet for all that was recognizable about the menu, there was one major distinction: All the food was vegan and vegetarian.

Supermarkets eager to keep pace with the restaurant industry through their foodservice offerings have noted consumers’ shift away from meat-heavy dishes. They’ve seen the rise of Meatless Mondays and flexitarian eaters, the demand for fresher, healthier food and the increasing skepticism over meat’s health and sustainability profile. According to the research firm Datamonitor, New York, 30% of consumers say they’re trying to limit their consumption of meat.

Like Roundy’s-owned Mariano’s and its new concept, known as VEG’d, many have responded to these trends with sophisticated, flavor-forward vegetarian and vegan meals. Wegmans Food Markets feature veggie bars with internationally inspired dishes like Tuscan-style roasted squash and kale. Whole Foods Market, which for years has offered vegetarian and vegan prepared foods, recently opened a vegetarian diner called The Counter at its new store in Columbia, Md. The menu includes robust choices like a guacamole cubano, smoked cauliflower cheesesteak and fried avocado tacos.

Eataly’s La Verdure serves a vegan and vegetarian menu in both Chicago and New York.

Eataly’s La Verdure serves a vegan and vegetarian menu in both Chicago and New York.

“It wasn’t all that long ago that if you called something ‘vegetarian,’ it must be lacking in some way,” said Mary Chapman, senior director of product innovation with Technomic, a Chicago-based restaurant consulting firm. “That’s not the case anymore.”

Indeed, vegetarian and vegan cuisine has moved beyond the bland greens-and-tofu image that defined it for so many years. Now, said Chapman, consumers can enjoy meatless alternatives to burgers, lasagna, pizza and other dishes without feeling like they have to compromise, or necessarily identify, as a vegan or vegetarian.

Many foodservice-focused supermarkets have embraced this idea by offering veggie burgers, noodle bowls and other popular meatless options. Some, like Eataly, have gone a step further. The Mario Batali-owned gourmet market, with locations in New York and Chicago, features a suite of in-store restaurants including Le Verdure, which serves epicurean vegan and vegetarian fare. The menu includes dishes like gnocchi alla romana and fritto misto that celebrate vegetables not just as an alternative to meat options, but as a distinct culinary experience.

A polenta entree from Eataly’s vegetarian restaurant Le Verdure.

A polenta entree from Eataly’s vegetarian restaurant Le Verdure.

“We have a very strong base of regulars who are not  vegetarians or vegans,” said Alex Pilas, executive chef of Eataly USA. “We provide an alternative to many who want a break from a heavy, animal-based diet.”

The approach mirrors that of the restaurant industry. According to Technomic’s MenuMonitor service, the number of items listed as “vegetarian” has increased 15% over the past two years. Dishes listed as “vegan” have grown 41%, though on a much smaller scale.

Carrefour vuelve a los beneficios en España al ganar 47 millones en 2013

carrimages

Centros Comerciales Carrefour, la principal filial española del gigante francés de la distribución, enderezó algo sus cuentas en España en 2013 y registró un beneficio de 47,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 21,7 millones de 2012. La cadena cosechó ganancias pese a que las ventas cayeron por quinto año consecutivo. Su facturación en el último ejercicio fue de 7.355 millones, el 2,3% menos, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Con ello, continúa como tercer grupo de distribución minorista en España, tras Mercadona y El Corte Inglés.

La red de hipermercados sigue lejos de los resultados que registraba antes de la crisis, ya que en 2008 las ganancias superaban los 272 millones al año en España. Y aunque ha logrado mejorar el resultado neto, Carrefour se apuntó de nuevo un resultado de explotación negativo, de 36,4 millones. La mejoría llega sobre todo gracias al resultado financiero, apartado en el que se ha apuntado 97 millones, frente a los 3,8 millones del 2012. Eso se debe al pago de un dividendo extraordinario de 187 millones con cargo a reservas por parte de las filiales Carrefour Property España, Supermercados Champion y Correduría de Seguros Carrefour, de los que aproximadamente la mitad se han contabilizado como resultados.

La crisis, que trajo consigo nuevos hábitos de consumo en España (compras más pequeñas, en tiendas de menor formato y más cercanas al hogar), hizo mella en las grandes superficies. La compañía de origen francés emprendió en 2010 un cambio de estrategia, con una mayor apuesta por las marcas blancas o del distribuidor, una red de supermercados de pequeño formato en franquicia y una remodelación de sus centros de mayor tamaño.

La empresa, que actualmente gestiona 137 establecimientos, también ha reducido su plantilla con fuerza en los últimos años. En 2013 tuvo de media 28.828 empleados, la gran mayoría (94%) personal de tiendas. Son 358 trabajadores menos que un año antes y 7.503 trabajadores menos que al inicio de la crisis en 2008.

La cadena de hipermercados, que desembolsó 13,19 millones de euros en concepto de impuestos, cuenta en su memoria que en enero del pasado año le fueron notificadas actuaciones inspectoras relacionadas con aranceles, derechos antidumping e IVA del ejercicio de 2011. Además, dentro de las habituales revisiones tributarias, tiene abiertos controles sobre diferenets impuestos abonados entre 2008 y 2012, como por ejemplo, los pagos por Impuesto de Sociedades entre 2008 y 2011 o el IVA de 2009 a 2011. La compañía señala que “debido a las diferentes interpretaciones de la normativa fiscal aplicable, podrían existir ciertas contingencias fiscales”, pero no cuantifica su podible impacto.

La compañía ha reducido la plantilla desde 2008 en 7.500 empleados

Sobre la caída de ventas, Carrefour señala en su informe anual del ejercicio que “básicamente se debe al mal comportamiento de la no alimentación, claramente influido por el difícil entorno económico del país, caracterizado por una alta tasa de paro, bajo crecimiento y fuertes ajustes fiscales, que han repercutido claramente en un descenso generalizado del consumo”. Ante el presente ejercicio, Carrefour señala que en España “el consumo privado se elevará, impulsado por la mayor renta disponible, la mejoría en las perspectivas del empleo y la mayor confianza”. Espera una evolución positiva del negocio y advierte de que mantendrá “una agresiva política de precios que posibilite el incremento en la cuota de mercado”. Considera clave “la reforma fiscal, que debe servir de estímulo a la economía”, y avisa de que otra posible subida del IVA “podría tener consecuencias muy negativas sobre la confianza de los consumidores y, por tanto, poner en riesgo la recuperación de la economía”.

Carrefour elevó un 0,3% su beneficio en todo el mundo en 2013, hasta 1.263 millones; aunque sus ingresos se redujeron un 0,8%, hasta 76.675 millones. En la presentación de resultados globales de marzo, el grupo francés ya se mostró optimista sobre la evolución en España, su segundo mayor mercado tras Francia. “España registró en el cuarto trimestre su primer crecimiento [de ventas] desde 2008”, dijo a los analistas su director financiero.

Control del 100% de los seguros

Carrefour controla ya el 100% de su filial de seguros. La compañía, según explica en su memoria de 2013, suscribió el 20 de marzo un contrato privado para comprar las 2.500 acciones que Banca March controlaba. Así, desde abril, y una vez obtenidas las autorizaciones necesarias, la cadena de hipermercados tiene el control total de la correduría de seguros que tiene su nombre.

La empresa también ha hecho cambios en otra de sus filiales, la de viajes. En este caso llevó a cabo una inyección de capital para “restituir la situación patrimonial” de la agencia de viajes, para la que aprobó un aumento de capital y una prima de emisión de 4,5 millones de euros.

Alerta España; El comercio y los fabricantes alertan de otro parón del consumo.

reimages

El consumo en España se está parando. Tras una tímida recuperación en los primeros meses del año, la situación se ha dado la vuelta desde junio, según coinciden la práctica totalidad de asociaciones y patronales de fabricantes y distribuidores. El índice de comercio minorista del INE apuntaba ya a un estancamiento en el mes de junio -corregidos los efectos estacionales y de calendario- y a una caída en julio del 0,5% en tasas interanuales.

Aunque el descenso en julio respecto al mes anterior es sin embargo algo menor, del 0,2%, la situación parece estar empeorando. Los datos de agosto se conocerán esta semana y las previsiones tanto de este mes como de septiembre no son, de hecho, nada positivas.

“Lo que nos están trasladando nuestros asociados es que el consumo se está frenando”, asegura Felipe Medina, responsable de la cadena alimentaria en Asedas, una de las dos patronales de cadenas de supermercados que hay en España y que representa los intereses de compañías como Mercadona, Dia, Ahorramás, el Grupo Ifa o Supersol, entre otros.

Caída ya en julio

Las previsiones del sector apuntan a una caída generalizada, especialmente en la alimentación, con un descenso fuerte en bebidas, sobre todo porque la metereología no ha ayudado, teniendo en cuenta que el calor llegó muy tarde, y también en frutas, hortalizas y frescos en general.

 Aurelio del Pino, presidente de Aces, la asociación de cadenas de supermercados como Carrefour, Eroski, Supercor o Lidl, asegura en esta línea que “los datos que están publicando ya y las previsiones que tenemos confirman nuestro planteamiento de que cualquier subida del IVA hubiera sido desastrosa para el consumo.

Del Pino insiste, por todo ello, en que “para que la economía repunte tiene que haber incentivos al consumo privado y que los consumidores puedan recuperar poder adquisitivo”, sobre todo de cara a la campaña navideña, que es donde se juega gran parte de la facturación del año. De momento, y a la espear de que se conozcan más datos, en julio el descenso del consumo era generalizado en todos los formatos comerciales. El porcentaje de caída era del 0,4% entre las pequeñas cadenas, del 0,7% entre las grandes y del 0,6% en el de las grandes superficies.

Es algo que nota el comercio, pero también los grandes fabricantes. “La recuperación que hemos tenido en los primeros meses ha sido muy débil y en cuánto se registra una mínima pérdida de confianza el consumo vuelve a caer”, explica Ignacio Larracoetxea, presidente de Promarca, una asociación que engloba a la mayor parte de las marcas líderes de alimentación, bebidas, droguería y perfumería.

En su opinión, “con un nivel tan alto de paro y, sobre todo, con la caída de la población que se está registrando como consecuencia de la emigración es muy difícil consolidar la recuperación, por lo que el consumo ha vuelto a frenarse”.

Y el sector no es el único además que está alertando del parón. La semana pasada, el Banco de España advirtió ya de que la información más reciente referida el tercer trimestre muestra un “comportamiento algo menos expansivo de la demanda privada” y del consumo interno, según recoge en su boletín de este mes de septiembre. En el caso del consumo de las familias, señala que los indicadores de opinión de hogares y comerciantes minoristas se situaron en el promedio de julio y agosto en un nivel inferior al del segundo trimestre.

Bajadas de precios

Para intentar frenar este estancamiento del consumo , o caída en los últimos meses, las grandes cadenas de distribución no han dudado en seguir bajando los precios, aunque para ello han tenido que reducir sus márgenes y bajar además sus cifras de fracturación.

Según el último informe elaborado al respecto por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), se trata de una tendencia casi unánime, con un descenso este año en la cesta de la compra tipo del 2,1% respecto a 2013. Alcampo, con una rebaja del 3,7%, y Mercadona, con el 3,6%, son las que han hecho las rebajas más fuertes. Al margen del comercio, muchos fabricantes se han visto obligados a apretar también sus márgenes para poder competir con las marcas blancas, que tanto mercado les han estado comiendo. “No se trata de una guerra de precios, sino de una deflación contenida y bastante homogénea”, dice la OCU.

Safeway adds frozens to Celebrity Chef Mexican line

safeíndice

Safeway has added frozen entrees to its exclusive  Marcela Valladolid-branded Mexican line.

2014-09-27_20-14-51

The entrees are available in eight flavors, including Pork Chile Verde, Pastel Azteca and Chicken Mole Enchiladas.

The retailer promoted the entrees with a Facebook coupon for one free product.

The line was introduced last year with ready-to-cook meats, corn and flour tortillas, cheese and snacks.

Valladolid is a Food Network chef and cookbook author.