El Black Friday castiga las ventas de diciembre de las grandes tiendas.

2012-11-22_IMG_2012-11-22_18_42_57_lafoto

Los distribuidores tecnológicos sufren una bajada de ventas en diciembre que atribuyen a la campaña agresiva del Black Friday. Algunos aseguran que el modelo de ventas copiado de Estados Unidos está perjudicando los márgenes en España.

La gran distribución en España ha descubierto un monstruo que ellos mismos han creado: el Black Friday. Y el aterrador hallazgo ha sucedido en el cierre de cuentas anual que se ha saldado con una notable bajada de ventas, especialmente en los productos de telefonía y tecnología, en las fechas navideñas.

La gran superficie ha sufrido un adelanto de compras navideño que ha ocasionado un desplome de márgenes. Las ventas han sido similares a las de años anteriores pero el adelanto de compras en los días de ofertas extraordinarias ha hecho que el beneficio haya quedado afectado.

“Este año, las grandes tiendas nos llamaron con más antelación para preparar grandes descuentos. El Black Friday es una operación que se arma de forma conjunta entre los distribuidores y los fabricantes que también aportamos dinero. Las ofertas fueron más agresivas que nunca y hubo un aumento de ventas nunca visto. Pero la fiesta ha dejado al descubierto que los días de Navidad se vendió mucho menos”, explica el responsable de una gran marca tecnológica que participó este año en una agresiva oferta con una gran cadena española.

Fabricantes y distribuidores afectados

 El fenómeno se ha notado con especial crudeza en los grandes vendedores de tecnología de España: en Media Markt, Worten, El Corte Inglés y Fnac. Los cierres de cuentas anuales han experimentado una caída respecto al año anterior, unos resultados que han desvelado, a los ojos de los altos ejecutivos de las cadenas, que el Black Friday ha sido perjudicial.

Las caídas de ventas navideñas superan en algunas tiendas los dos dígitos respecto a las mismas navidades del año pasado, en un año que se preveía con más consumo. El 2014 había sido un año de ventas extraordinario durante los días del Black Friday, pero este año las ventas en España se incrementaron un 10% adicional sólo en textil, según la consultora Kantar Worldpanel.

Media Markt fue la cadena más agresiva al ofrecer un ordenador Lenovo de 16 gigas por 333 euros, un producto que se agotó en las primeras horas del viernes y que obligó a la cadena a reponer producto en los almacenes. El descuento no sólo fue asumido por la tienda sino por el proveedor. Es un esfuerzo conjunto en el que fabricante y distribuidor intentan generar un afecto de márketing positivo.

Matar al engendro  

Ante una caída de ventas inesperada a finales de año, los fabricantes y distribuidores se replantean la estrategia del próximo Black Friday. Algunas cadenas meditan en realizar campañas mucho menos agresivas y más continuadas en el tiempo con el propósito de no dañar los márgenes de beneficio.

No es el primer caso en Europa. Este año, la cadena de supermercados estadounidense Asda decidió eliminar el Black Friday este año en Reino Unido. La marca fue pionera en llevar al mercado británico las ofertas agresivas que terminaron por desplomar los beneficios en lagunas categorías y que también produjeron avalanchas y peleas entre consumidores para hacerse con los productos en oferta.

La cadena ya no hará más Black Fridays en Europa. Se ha planteado ofertas más espaciadas y no tan agresivas. Y los resultados del Black Friday en España apuntan a que algunas cadenas españolas seguirán el mismo camino a partir de este año.

El Corte Inglés continúa hoy su Black Friday con un 20% más de rebajas que el año anterior

el-corte-ingles-black-friday

Las ofertas en productos tecnológicos, electrodomésticos, moda e incluso alimentación alcanzan hasta un 60% de descuento.

Por tercer año consecutivo, El Corte Inglés se sube al carro del Black Friday. La cadena española tendrá promociones tanto en sus grandes almacenes como en su web desde al 26 al 29 de noviembre.

Este año, las rebajas llegarán hasta el 60% en algunos de sus productos, un 20% más que en 2014, cuando el gigante de la distribución celebró este evento con descuentos de hasta el 40%.

Durante estos días, se pondrán a la venta unidades limitadas con rebajas en todos los departamentos del centro comercial y en su tienda online. Por ejemplo, habrá bolsos y accesorios como carteras y pashminascon un 50% de descuento; zapatos y botas Goretex también al 50%, y trenkas y los abrigos de Emidio Tucci al 50% y las camisas con un 30% de descuento.

Mientras que en perfumería hay estuches de fragancias con un 50% de descuento, en menaje hay artículos como un robot aspirador Roomba al 40% de su precio habitual.

En tecnología y electrónica de consumo, El Corte Inglés compite con artículos como un televisor curvo de 48 pulgadas Samsung por 599 euros y un portátil HP AC-133NS por 379 euros. En música y cine se ofrece un 15% de descuento en las tarjetas iTunes de 25, 50 y 100 euros y un 2×1 en las películas de cine.

 

 

 

Dos de cada tres carritos virtuales fueron abandonados en el Black Friday.

bfimages

El fin de semana pasado, que arrancó con el conocido Black Friday, supuso un récord de compras móviles y online, pero también registró ciertos puntos oscuros. Uno de ellos, el abandono masivo de carritos virtuales: dos de cada tres compras no llegaron a término, según los datos de Barilliance, obtenidos en países como EEUU, Reino Unido, Australia y España, y recogidos por Ecommerce News.

Entre el 28 de noviembre y el lunes 1 de diciembre -el llamado Cyber Monday-, la tasa de abandono promedio de la compra fue del 65%. Un abandono más frecuente entre los compradores móviles: el 79% de los usuarios de teléfonos móviles dejó su compra a medias durante esos días.

Según este análisis, los usuarios de ordenadores de escritorio son más constantes en sus compras, aunque no mucho más. La tasa de abandono en PC fue del 62%. Por su parte, los usuarios de tabletas se situaron en la media de abandono: un 67% de las compras no se finalizaron.

En España, las tasas de abandono de carritos son aún mayores. Por ejemplo, sólo un 11% de los compradores móviles iniciaron y concluyeron sus compras, lo que arroja una tasa media de abandono del 89%. Una tasa que se sitúa en el 65% en PC y en el 74% en tabletas.

En cuanto a la conversión -qué porcentaje de las visitas a una web de ecommerce se convierten en ventas, la tasa de conversión de los usuarios de ordenadores de escritorio fue del 4,7%, 1,5 veces más alta que las conversiones de los usuarios de smartphones y tabletas (3,1% y 3,2%, respectivamente).

Enlace a la noticia:

http://www.barilliance.com/emails-de-abandono/

España; El Corte Inglés también se apunta al ‘Black Friday’

bfimages

black-friday-macys

El Corte Inglés prepara su propia campaña del Black Friday, el viernes siguiente al día de Acción de Gracias en Estados Unidos y que se ha popularizado en España con ofertas y descuentos en las principales cadenas de distribución. La cadena de grandes almacenes, como ya hizo el año pasado, calienta motores para aprovechar el tirón de este día de compras, pistoletazo de salida al tirón de consumo navideño.

El gigante de la distribución en España, está planificando ofertas entre el jueves 27 de noviembre y el domingo 30. Aunque aún no ha salido oficialmente la campaña, en la web de El Corte Inglés se adelanta ya que habrá ofertas “en internet y centros con apertura”. Además, avanza que regalará los envíos para pedidos a partir de 50 euros.

El Corte Inglés inició el año pasado la campaña de descuentos con motivo del Black Friday con descuentos de hasta el 50% en algunas prendas y complementos “de primeras marcas”.

Según una encuesta elaborada por BDO sobre el Black Friday, un 25% de las tiendas de Estados Unidos se plantean incrementar este año los descuentos del año pasado. Incluso, desde diversos medios de Estados Unidos se apunta ya a que el Black Friday puede haber ‘muerto’: las rebajas el viernes posterior al Día de Acción de Gracias se extienden varios días antes y la competencia es feroz desde internet, con ofertas varios días antes y después.