Se resuelve el conflicto de los vinos DO Valencia / Utiel-Requena

golpeo

Les Corts Valencianes han puesto solución al conflicto entre las denominaciones de origen (DO) vitícolas de la comunidad, generado por la regulación, en 2011, por parte de la Conselleria de Agricultura, de la DO Valencia, de manera que se le asignaba la mayoría del territorio de las DO Utiel-Requena y la de Alicante. Los grupos parlamentarios votaron, de manera unánime, una proposición no de ley de tramitación de urgencia, presentada por el PSOE, para “devolver a las denominaciones de origen el reconocimiento de sus condiciones anteriores” -al año 2011-.

La DO Utiel-Requena incluye nueve municipios, con una zona de producción de más de 35.000 hectáreas de viñedos, la más grande de la comunidad, y dispone de una variedad de uva autóctona, la Bobal.

La situación se había agravado en los últimos meses, tras la decisión de las DO de Utiel Requena y Alicante de recurrir la orden de 2011 al Tribunal Supremo, tras haber agotado la vía contencioso-administrativa en contra de su aplicación.

La proposición aprobada contempla, asimismo, instar al Gobierno valenciano a “apoyar la producción y promoción de los vinos valencianos de calidad, apostando por vincular su imagen a los territorios a través de marcas diferenciadoras de calidad y DO, existentes y futuras”.

El Gobierno Valenciano mediará en la pugna entre las diferentes DO de vinos valencianos.

DSC09255

La pugna entre las Denominaciones de Origen (DO) del vino de Alicante y Utiel-Requena contra la DO Valencia es sólo una batalla artificial de territorios, sin incidencia en las ventas, que protagonizan las marcas, según han declarado bodegueros de las tres DO a Economía Digital.

El conflicto entre las tres DO surge en 2011 a partir de que Alicante (14.000 Ha.) y Utiel-Requena (34.000 Ha.) entienden que la marca Valencia (13.000 Ha.) les resta personalidad. Hace una semana el Tribunal superior de Justicia de la Comunidad Valenciana falló a favor de la DO Valencia, para que todas pudieran funcionar bajo el paraguas Valencia. Los de Alicante y Utiel-Requena van a recurrir al Supremo.

Los bodegueros de la Comunidad Valenciana, que comercializaron en 2014 más de 46 millones de botellas, entienden que el cliente acaba comprando por marca de vino y para conseguir este objetivo las empresas envasadoras han de hacer mucho marketing, que no tiene nada que ver con las DO.

Del cava a la DO Rueda

Según los bodegueros la artificialidad de la territorialidad queda probado con el cava, con una DO que se extiende a más de 62 municipios de toda España, desde que en 1987 el Tribunal Supremo sentenció que el método podía utilizarse fuera de Cataluña.

Freixenet por ejemplo, compra en la comarca valenciana de Utiel-Requena el 80 % de la uva que puede destinarse a cava, porque al final este método necesita una temperatura, una tierra, sol y una humedad que se da en esta comarca, por encima de que esté en Cataluña o en Valencia. La DO Cava es suprarregional.

Por otro lado, la DO Rueda lleva desde hace años en una pugna burocrática con la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Agricultura, sin que ello esté afectando a las marcas que venden vino de esta DO.

El negocio es el negocio

Los bodegueros insisten que al final el vino es un negocio de mercado no de territorio y que ellos son los que crean ese mercado, aunque reconocen que en cada tierra y en cada clima se da una variedad y una calidad del vino. Y todos apuestan porque esta apuesta por el mercado les está dando buenos resultados económicos.

Comerciantes frente a productores, aunque algunas veces coinciden. Las grandes marcas españolas sólo cultivan un porcentaje pequeño de lo que venden. Para llegar a su nivel de rentabilidad compran vino donde sea, al margen de la DO, lo que demuestra la escasa importancia de estos aparatos administrativos, según ellos.

El gerente de pago de Tharsy, Vicente García, una marca líder en España, tanto en cava como en vinos, se pregunta: ¿Hablamos sentimientos o de economía? Porque como dicen otros bodegueros las DO acaban defendiendo sólo el terruño, no el negocio. Las DO viven de cuotas por hectáreas de viñedo y por botellas. Hay muchas y pobres, dicen los bodegueros.

El granel es el líder

Se da la paradoja que de los 43 millones de Hl que produce España la mayor parte es para granel, que se utiliza en colorantes naturales (lo gasta la Coca Cola), alcoholes y consumo barato. Nuestro vino a granel es el más barato de los grandes países productores del mundo.

Castilla La Mancha produce el 56% del total del vino en España, que alcanza record de viñedos en el mundo pero somos superados por Francia e Italia en producción de vino. Franceses e italianos beben más vino que los españoles e invierten más por marca para exportar sus productos.

En la comarca valenciana de Utiel-Requena, una de las mayores zonas de producción de vino de España, solo se embotella el 10 % de la producción. El resto va para granel.

La estética del vino

Los bodegueros consultados por ED insisten que todo es cuestión de marketing. Petrus o Vega Sicilia alcanzan el precio que tiene por el marketing que lleva detrás como vino de lujo, no por su valor como producto frente a otras marcas.

Destacan que los vinos franceses guardan una estética hasta en los viñedos, para generar una imagen de marca de alto valor que se traduce en precio. Aquí están apostando por esta estética los bodegueros de La Rioja.

Pero el consumidor tiene mucha confusión. Santa Rosa, un buen vino de Bodegas Mendoza con DO Alicante, es muchas veces confundido como un vino de La Rioja, simplemente porque suena mucho. Las DO no sirven en estos casos. Y los bodegueros explican el caso de viñedos de Nájera (Logroño) a partir de plantones criados en Bodegas Gandía.

Los bodegueros se preguntan cuál es el papel de las DO cuando en ellas están representados sindicatos, administración e instituciones que no pintan nada en el mundo del vino. Lo que ha llevado a una falta de control de la producción que baja los precios en el campo por exceso de oferta de uva.

Target emphasizes approachability of wine.

10059161+1target100314

Target is emphasizing the approachability of a limited-production trio of Republic of Wine varietals this winter, including a Côtes du Rhône and champagne from France and a chardonnay from California.

Target is distributing a beginner’s guide to wine by winemaker Erin O’Brien of Republic of Wine, including flavor notes and food pairings.

“Remember that everybody has different tastes in wine, just like art and music. Trust in your own taste buds!” said O’Brien in a press release.

Acciones para impulsar el valor de los vinos Españoles internacionalmente.

WineFinder_Key Image-1

El principal reto de los vinos españoles es mejorar su valor en el exterior”. Rafael del Rey, director del Observatorio Español del Vino, no oculta su “optimismo” por la evolución del sector -nos hemos convertido en los principales exportadores a nivel mundial-, pero tampoco esconde “que hay cosas que no nos gustan”, como es el bajo precio al que lo vendemos fuera en relación a nuestros competidores.

Con un crecimiento del 22,3%, España exportó el pasado año 2.256 millones de litros, una cifra superior en 200 millones a la de Italia o Francia. Esa es la botella medio llena. La medio vacía es que la mitad de ellos fueron comercializados como vino a granel -los más baratos- y dentro de ellos, a un precio (0,40 céntimos) muy inferior al que ponen sus caldos a granel en el mercado los italianos (0,71), los franceses (1,24) o los sudafricanos (0,64). La situación en el caso de los vinos envasados -los más caros- no es mucho mejor, con un precio de 2 euros para los vinos españoles, frente a los 4,60 de los franceses o los 3,15 de los italianos.

¿Es posible mejorar el valor de nuestros vinos en el exterior? Rafael del Rey está convencido de que sí, pero para “deducir” las medidas para mejorar primero tenemos que tener claro “por qué estamos donde estamos”.

Necesidad “imperiosa”

La salida de nuestras bodegas al exterior fue una “necesidad imperiosa” ante la reducción de la cantidad de vino para destilar y la caída del consumo interno -primero por el carnet por puntos y la prohibición de fumar en bares, y después por la crisis económica- y unas producciones que no sólo se mantenían, sino que crecían. “Se hizo de una manera un tanto precipitada y vender fuera vinos de marca no es algo que se improvisa de un año para otro, sino que requiere tiempo ir construyendo. Ahí está la clave de los precios que tenemos y cómo afecta eso a nuestra imagen” dice Del Rey.

Y en los mercados exteriores ¿cómo se mejora? “Si es un problema de exceso de vino sobre nuestra capacidad de comercialización, parece claro que lo que debemos es aspirar a mejorarla”, explica Del Río, quien reconoce el esfuerzo que ya están haciendo los bodegueros en mejora de las redes de comercialización internacionales con más comerciales, más participación en ferias, más trato directo con importadores y distribuidores, y más marca. “Pero eso tarda en construirse”, insiste.

La consecuencia directa de esto es que poco a poco “iremos cambiando los graneles por vinos mejor distribuidos y con marca, y acompañado con una mejor imagen, aunque ya es bastante buena”.

Para vender en el exterior es muy importante conocer los distintos mercados donde vamos porque “el vino que yo vendo a un señor en Hong Kong no tiene que ser igual que al de uno en Haro, Shanghai, o Wisconsin. Cada uno aprecia cosas diferentes” .

Conocer esos mercados, sus gustos, la forma en que se distribuye son condiciones para el éxito en esas ventas. Y eso tampoco se improvisa, sino que se va aprendiendo -contratas gentes, tienes importadores, viajas a los países, vas a ferias, vas conociendo qué es lo que se vende allí, lo que les gusta-, explica este experto. “Por qué a los chinos les gustan las botellas con la parte de abajo muy profundas, por qué en Estados Unidos están teniendo éxito los vinos un poco más dulces o se consume más el vino blanco o el tinto. Ese tipo de cosas hay que conocerlas”, asegura del Rey. Y utilizar las estrategias de marketing de cada lugar.

Unido a eso, el presidente del OEMV recomienda diversificar en productos, una idea que vale tanto para el mercado nacional como internacional y que ya se está haciendo en España. “Están apareciendo vinos claretes y rosados muy ricos; están teniendo mucho éxito los caldos de baja graduación”, asegura.

Doble estrategia

Llegados a ese punto llega el momento de la estrategia. Y ahí la posibilidad es doble. “O me adapto a los distintos mercados o voy buscando el mercado idóneo para mi tipo de vino”. Es decir, habrá que ir a Hong Kong si se quieren vender vinos de alta calidad o crear productos adaptados al consumidor si se quiere triunfar en el mercado ruso.

Rafael del Rey reconoce que “no es malo” vender mucho vino a granel, algo que todos los grandes productores hacen. “Pero hay graneles y graneles. Unos de 40 céntimos y otros varietales y con denominación de 80 ó 90 céntimos el litro”.

Ahí, también vamos avanzando y el camino es claro. “No es lo mismo vender granel a un productor francés que hacerlo a una cadena de supermercados en Inglaterra para su envasado y comercialización allí. Son mercados diferentes”. España ha sido muy potente en el primero, en los graneles económicos a Francia, Italia, Portugal y Alemania, pero hay otro mundo de graneles en aumento destinados al consumidor final de China, de Rusia o de Estados Unidos. Para del Rey, “es verdad que la situación actual no es la deseable, pero la imagen final que tengo es tremendamente optimista, se puede hacer, se va a hacer y va a ser tremendamente bueno. España será muy, muy potente y muy rentable”.

España; Jóvenes emprendedores crean el vino azul

blue-wine-640x590

La última innovación en el mundo vitivinícola llega de la mano de seis jóvenes españoles. Tras dos años de investigación y con la ayuda de dos organismos de tecnología alimentaria, estos emprendedores han creado y comercializado el primer vino azul. Así lo ha anunciado el Diario de Gastronomía.

Un grupo de veinteañeros buscaba crear una fórmula alejada de las normas y los convencionalismos tanto en la forma de trabajar como en el producto innovador. La idea era que el resultado final se identificase con su generación. Por ello, el proyecto de emprendimiento estaba orientado a la búsqueda y creación de algo nuevo y diferente. Su rutina de trabajo no estaba regida por horarios ni disponían de una oficina fija.

Características del vino azul

El vino azul, denominado Gïk, no solo presenta un color fuera de lo tradicional. Su sabor y características lo hacen único dentro del sector. Su sabor es más dulce y suave, con la ventaja de que es fácil de beber, tal y como expresan sus creadores.

Gïk no ha sido creado para el gusto de los expertos o catadores de vinos. Va dirigido a cualquier persona que nada más probar esta bebida innovadora nota el sabor diferenciador. Gïk carece de reglas respecto al momento, lugar y en qué tipo de comidas es aconsejable beberlo. Es el propio cliente el que elige cuándo le apetece darle a su paladar un sabor nunca antes probado.

El vino azul está fabricado con la combinación de uvas tintas y blancas criadas en El Bierzo, León. Su embotellamiento se lleva a cabo en diferentes bodegas, cuya base es la flexibilidad para poder mezclar su color tan característico con el sabor dulce que ofrece.

El vino azul invita a la innovación en cualquier sector

El objetivo de estos jóvenes emprendedores es mostrar el camino de la innovación. Buscan despertar el interés de otras personas para la creación de nuevos proyectos creativos dentro de cualquier disciplina.

El primer producto innovador originado a partir de Gïk es el helado de vino azul. La heladería gaditana Per Piacere ha creado un nuevo sabor dulce que incluye toda la esencia de Gïk.

Catalan Wines USA, promoción de bodegas catalanas en California.

wines1

Doce bodegas catalanas han viajado a California para promocionar sus vinos entre distribuidores, importadores, mayoristas y restauradores de EEUU, dentro de la Catalan Wines USA, impulsada por ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa del Departamento de Empresa de la Generalitat.

Fuentes de la Generalitat han destacado que desde que se puso en marcha del programa en 2010, dos de cada tres bodegas participantes han cerrado acuerdos con los 4.000 profesionales norteamericanos con los que Catalan Wines USA ha contactado.

En Los Angeles, las empresas han ofrecido una cata de vinos a un centenar de profesionales, lo que ha permitido dar a conocer sus vinos de una manera directa y cerrar acuerdos comerciales para introducir sus productos en el mercado americano o ampliar su presencia.

Las empresas catalanas que han participado a la misión son Canals&Munné (Sant Sadurní d’Anoia), Miquel Pons (La Granada del Penedès), Castell del Remei (Lleida), Castell d’Or (Vilafranca del Penedès), Empordàlia (Vilajuïga), Ferré i Catasús (La Granada del Penedès), Heretat Mont Rubí (Font-Rubí), La Vinyeta (Mollet de Peralada), Mas Rodó (Mediona del Penedès), Mascaró (Vilafranca del Penedès), Trossos del Priorat (Gratallops) i Vinícola de Gandesa.

En los cuatro años de Catalan Wines USA se han organizado 15 jornadas repartidas por 14 estados diferentes de EEUU, en los que han participado más de 30 bodegas catalanas que han promocionado un centenar de vinos ante los 4.000 profesionales norteamericanos con los que se ha contactado.