España> los grandes del Retail piden mayor libertad comercial para competir con AMAZON.

ikea

La patronal de la gran distribución Anged, de la que forman parte El Corte Inglés, Apple o Cortefiel, ha exigido hoy una mayor libertad comercial para poder competir con las empresas que operan en internet y que están sujetas a unas normas totalmente distintas en materia fiscal, laboral y regulatoria.

Durante su intervención en la asamblea anual de Anged, el presidente de la patronal, Alfonso Merry del Val, ha reclamado flexibilidad para que el sector pueda adaptarse a los nuevos hábitos del consumidor, que cada vez distingue menos entre el mundo “offline y online” y que busca servicio, conveniencia, eficiencia, garantía y precio.

“El mercado obliga a ser muy buenos digital y físicamente”, así como a “inmensas” inversiones, ha afirmado el presidente de Anged, quien ha advertido del error que supondría afrontar este reto con una visión “cortoplacista” basada en la resistencia al cambio y al proteccionismo.

En su opinión, la “receta” usada en los últimos 40 años de imponer barreras de entrada a nuevos competidores, impedir la apertura de tiendas, limitar los horarios de apertura o gravar con impuestos específicos a los grandes formatos ha provocado que la competitividad del comercio español esté a la cola de los grandes países desarrollados.

Esa “hiperregulación compleja, engorrosa y fragmentada” tampoco ha conseguido proteger al pequeño comercio, fin con el que supuestamente fue creada.

Merry del Val ha lamentado que, en medio de una revolución del consumo sin precedentes, el discurso proteccionista haya reverdecido en algunos ámbitos, y se ha preguntado si se va a prohibir a los usuarios comprar un domingo en Amazon.

A día de hoy, el mayor distribuidor del mundo es el gigante del comercio electrónico chino Alibaba, “que no tiene ni una sola tienda física ni productos en stock, pero vende millones de referencias las 24 horas del día en varios países”, ha añadido.

Las empresas de Anged se están empleando a fondo para dar respuesta a este nuevo entorno, pero resulta muy complicado abordar este giro “cuando buena parte de la legislación comercial impone un estrecho margen de juego y unas reglas desiguales, en especial, para los grandes formatos”, ha lamentado.

Las moratorias, los impuestos y todo tipo de restricciones legales a los grandes formatos que siguen anunciando los responsables públicos con el fin de erigirse en protectores del pequeño comercio, “son medidas huecas, cómodas y baratas desde el punto de vista de la gestión política, pero inútiles a la hora de alcanzar sus objetivos”, ha insistido Merry del Val.

Impedir desde el ámbito regulatorio que el gran formato comercial pueda dar la batalla frente a nuevos competidores significa “destruir empleo y riqueza en España y ayudar a generarlo en otra parte del mundo”.

En este sentido, ha subrayado los pasos dados por Portugal, Italia, Francia y Reino Unido en aras a la libertad de horarios, y ha subrayado la importancia que tiene para el comercio que los 70 millones de turistas que visitan España puedan encontrar abiertos los establecimientos los festivos.

“Estamos a tiempo de corregir el rumbo porque el viento de cola que sopla para la economía española ayuda a construir nuevos consensos e impulsar las reformas pendientes”, según Merry del Val, quien ha hecho un llamamiento a la libertad comercial, la unidad de mercado y una regulación estable, segura y previsible y ha asegurado que los cambios que reclaman no entrañan riesgos.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) agrupa a: AKi, Alcampo, Apple, Bricomart, C&A, Carrefour, Conforama, El Corte Inglés, Grupo Cortefiel, Costco, Grupo Eroski, FNAC, Hipercor, Ikea, Leroy Merlin, Media Markt, Toys’R’Us, World Duty Free Group y Worten.

The following two tabs change content below.

Latest posts by Julio Ibañez (see all)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.