Lo nuevo en Retail, Revista ABASTO, artículo de opinión.

2015-04-19_18-45-14 10423832_10206332078079811_164570087712247951_n

Desde hace unos años estamos viviendo un auténtico cambio y revolución en cuanto al concepto de las compras de alimentación o productos familiares, para nuestra habitual despensa en supermercados y Retail de alimentación en general.

No son de extrañar estos grandes cambios de tendencias, pues hemos visto el espectacular ascenso de formatos dirigidos al ahorro en compras, como son los clubes de compras o el llamado “fenómeno Costco”.

El 2014 consolidó a Costco en el segundo lugar de los Retailers mundiales, solamente por detrás de Walmart y dejando a distancia a grandes multinacionales, como Tesco o Carrefour.

Viendo estos cambios de tendencia ¿qué podemos hacer desde las cadenas de retail tradicionales o regionales?

Lo primero es tener a todos nuestros equipos de responsables de compras “viviendo” en cada una de nuestras tiendas. Hay que escuchar a nuestros clientes, debemos
ser capaces de separar los posibles intereses puntuales de ciertas marcas con lo que realmente nuestro cliente nos está pidiendo para nuestras tiendas. Es muy importante que los equipos de compras y ventas vivan en una auténtica sinergia y comunicación constante para tales motivos.

Una vez realizado el correspondiente estudio de lo que nos demandan nuestros clientes, en referencia a surtidos de gran tamaño o familiar, deberemos empezar a realizar las actualizaciones de nuestro catálogo de alimentación, así como el espacio en tienda destinado a este surtido, donde también deberemos decidir si implantamos los nuevos productos junto al resto de referencias, o si en cambio, destinamos una ubicación exclusiva para todos los productos de formato familiar.

Obviamente con todo esto y el futuro más próximo del retail de alimentación, no me refiero a realizar un “copy- paste” de los clubes de compra o cadenas de cash & carry. Esto sería un grave error porque ya están estos formatos para tales fines, pero el retail tradicional debe dar un paso adelante en adaptar dentro de sus propios formatos este surtido de productos pensando en el ahorro de las familias y también actualizarse para no perder cuota de mercado.

Para los que trabajamos día a día en la gestión de supermercados y formatos de Big Box de alimentación, les puedo asegurar que estamos en un mercado definitivamente muy dinámico, a la altura de otras industrias que siempre se han considerado las más dinámicas, como puede ser la tecnología y que un sólo momento de despiste o de quedarnos estáticos, nos puede costar muy caro.

Julio Ibáñez

julio@julioibanez.net

Revista ABASTO – Marzo-Abril 2015

The following two tabs change content below.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.